Gascones, pueblo de la Sierra Norte de Madrid allí donde se extiende el Valle Medio del Lozoya


Gascones. Población madrileña de menos de 200 habitantes censados que se multiplican los fines de semana dada su cercanía a la capital (menos de 90 kilómetros) y su ubicación privilegiada en el Valle Medio del Lozoya. El pueblo, ligeramente por encima de los 1.000 metros de altitud, cuenta con buenas comunicaciones con carretera dada la cercanía de la Autovía A-1 Madrid-Burgos, que pasa unos cuatro kilómetros hacia el este junto a la más populosa y visitada Buitrago del Lozoya. Se especula sobre el origen de la denominación, entre otras posibles explicaciones, con el pueblo con cultura y lengua propia que se extendía allende los Pirineos. ¿Una repoblación medieval? Posible, ante constancia documental del enclave ya en el siglo XI. En el acervo popular ha anidado la idea de que fueron una colonia de pastores de origen francés los que alimentaron su "nacimiento", aunque otras fuentes apuestan por un origen más "segoviano". [Mapas VíaMichelín]

Gascones. Escudo municipal donde mandan los bueyes, acaso un reflejo de las bondades de sus pastos circundantes en una zona más amable en cuanto a pendientes, y una máxima virginal en latín que no es otra que el arranque del Avemaría: ave Maria, gratia plena.

Gascones. Arboladas cunetas en la carretera que conecta con la vecina La Serna del Monte, distante a no más de tres mil metros.

Gascones. Paisajes circundantes con hermosas vistas sobre las cumbres de la Sierra Norte que alimentan las sierras de La Puebla y Sonsaz que alguna vez ya han aparecido en este modesto blog.

Gascones. Entrada al casco urbano en la carretera M-636. En términos de callejero, calle Carretera.

Arquitectura popular en el sentido más funcional de la expresión. Hay que señalar que la población sufrió mucho durante la Guerra Civil, hasta el extremo de ser prácticamente reducida a escombros. De la Batalla de Gascones se puede leer más aquí.

La "nueva" Plaza Mayor de Gascones, un espacio urbano relativamente reciente cuyo nombre es heredado de lo que actualmente es conocido como plaza de la Constitución, un ensanchamiento irregular de los márgenes de la carretera que conecta La Serna del Monte y Buitrago del Lozoya. Al fondo, la iglesia de Santo Tomás.

Gascones. Plaza Mayor. Accesos.

Gascones. Plaza Mayor. Detalle.

Gascones. Plaza Mayor. Detalle.

Gascones. Una piedra, acaso resto de una edificación anterior, emerge de una pared de nuevo cuño en las cercanías de la Plaza Mayor.

Calle Pajarones.

Gascones. En las cercanías de la plaza de la Iglesia, cuyo templo dedicado a Santo Tomás es más que patente a estas alturas.

Gascones. Pinzas sobre alambre que aguardan ropa para tender al sol.



Iglesia de Santo Tomás de Aquino. Una iglesia en la que también se encuentra, anexa, la vivienda del cura y que fue sometida a una profunda reconstrucción como consecuencia de los graves daños sufridos durante la Guerra Civil. La original hundía sus raíces en el siglo XVII.

Santo Tomás de Aquino. La espadaña.

Santo Tomás de Aquino. Sombreada parte posterior, también aplazoletada, en la que descansan camiones y remolques. Zona agrícola y ganadera ésta.

Gascones. Pongámonos poéticos y llamemos a esta imagen "Ponerle puertas al campo". La iglesia queda a nuestras espaldas.

Gascones. Un poco más de perspectiva desde uno de los puntos más elevados, con firme asfaltado-cementado, del municipio (acaso una llamada a futuras urbanizaciones).

Gascones. Zona adehesada vecina del casco urbano. Recuerden, estamos por encima de los 1.000 metros de altitud, aunque no por mucho.

Gascones. Vivienda en la plaza de la Iglesia.

Gascones. Vivienda de estética antigua, dominada por la piedra, en la confluencia de las calles Despensa y Pozancos.

Magnífico ejemplar de árbol. Creemos que se trata de un sauce llorón (salix babylonica) por la disposición de sus ramas y sus hojas. En todo caso, benditas sombras las que proyecta sobre el suelo y disfrutan en esta vivienda.

Gascones. Espectaculares vistas serranas. En general es un buen sitio para tomar como punto de partida y llegada para varias rutas senderistas.

Gascones. Calle Pozancos.

Gascones. La iglesia de Santo Tomás, desde la calle Carlos Ruiz.

Una edificación de hechuras "modernas" en la calle Carlos Ruiz.

Gascones. La mayoría de las calles de la población presentan esta pavimentación que alterna la pizarra y el hormigón. Es una tónica general de toda la Sierra Norte, al menos de sus pueblos más pequeños.

Gascones. La iglesia de Santo Tomás, desde la calle Carlos Ruiz.

Gascones. Una vieja edificación vecina de la Plaza Mayor, a la que hemos regresado.

Gascones. Allí donde la Plaza Mayor y la calle Pajarones se dan la mano.

Gascones. Caminando por el entorno de la calle Pajarones.

Gascones. Sucesión de viviendas en la plaza del Ángel.

Gascones. En la calle Real, realmente plaza del Ángel, realmente (2) sucesión de la plaza de la Constitución, el Centro Cultural. Presidiendo, un símbolo franquista de los que sobreviven a la Ley de la Memoria Histórica por toda la geografía estatal.

Casa de la Cultura y biblioteca. Perfil. Gascones.

Calle Cantarranas de Gascones, una de esas rúas con tentáculos que se expande más allá de una única calle... como veremos después.

Gascones. Instalación municipal con un cartel que reza "ayuntamiento" y que, dada su sencillez, se nos ocurre que debería ser un ejemplo de lo que un ayuntamiento debería ser. Calle Real.

Gascones. Leve curveo junto al consistorio... eso es la plaza de la Constitución.

Ayuntamiento de Gascones, realmente un edificio de usos múltiples ubicado en la plaza de la Constitución. Fue levantado mediados los años 80 del siglo XX.



Metáfora política...

No hay centro urbano sin un bar o una posada, nos dijeron una vez... Hay excepciones, claro, pero Gascones no es una de ellas. Bar El Cazador, parada de turistas, paseantes, moteros y cicloturistas. Venden pan y hielo y otros abastos.

Gascones. Sucesión de fachadas en la calle Vistillas. La imagen, tomada desde la "plaza" de la Constitución.

Gascones. Calle Vistillas. Casa baja y de dimensiones reducidas.

Gascones. Calle Vistillas. De las edificaciones con un aire más tradicional de todas las que contemplamos en toda la población.

Gascones. Calle Vistillas. Redes sociales.

Gascones. Ornamento elefantino.

Gascones. Potro de herrar, interpretación de 2003 pero siguiendo los usos tradicionales de combinar piedra y madera. Se encuentra frente a una casa rural, La Luna, en la confluencia de las calles Cantarranas y Vistillas.



Gascones. Ropajes al sol.

Gascones. La Casa de la Luna, otro establecimiento rural en esta población madrileña. Calle Cantarranas. Por lo visto, está fuera de servicio.

Gascones. Calle Los Melgares. Vistas.

Gascones. Paisajes de la Sierra Norte durante un ocaso.

Gascones. Calle Los Melgares. Una cigüeña busca viandas en un pequeño pradito de intesos verdes.

La Casona de Gascones. Oferta de turismo rural para muchas plazas (hasta 18) en esta localidad madrileña. Bajo esta denominación, si no nos equivocamos, se encuentran varios alojamientos dentro del casco urbano de Gascones. Aquí, en la calle Los Melgares.

Gascones. Efecto ojo de pez sobre el casco urbano desde la buhardilla. Sorprende cómo emergen los árboles, algo que no se aprecia en un callejeo. Las cosas de la perspectiva.

Dicen que es el escarabajo más grande de todos los que existen en Europa... Magnifico ejemplar de Ciervo Volante que nos hace una visita en el patio posterior de La Casona de Gascones.

Gascones. Calle los Melgares, Una cigüeña cruza volando en nuestra cercanía. En esta zona existen varios nidos y el tráfico de estas simpáticas y hermosas aves es abundante y ameno. Ahí van unas cuántas instantáneas más...

En el tejado de esta vivienda que parece que está a medio construir se ubica un nido de cigüeña con mucha actividad.

Gascones. Cigüeña. Una vecina de la casa anteriormente citada.

Cigüeñas en Gascones.

Aleteo sobre la copa de un esbelto árbol. Equilibrismos.

Cigüeña al sol en su nidito...

Báscula para camiones y vehículos. Funciona con monedas.

Gascones. La carretera que, literalmente, sube desde Buitrago de Lozoya y Villavieja de Lozoya llega al casco urbano. El panel explicativo que se observa a la derecha es un ejercicio de cutrerío y dejadez, aunque no en esta vertiente. Papeles desprendidos, descuidados, ilegibles en parte... y vecino de una zona ajardinada cuyo perímetro vallado impide acercarse a leer u obliga a saltar. Un ejemplo de ingenio...

Gascones. Casas en la calle Real.

Gascones. Calle Real. Casa baja. Pero baja. Acaso de extintos fines ganaderos. Y en venta.

Gascones. Ventanas metálicas "a la Sierra de Guadarrama" en una edificación de la calle Real.

[julio de 2015]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada