El laguito de la Ciudad Ducal que escolta una torre atribuida a Eiffel (febrero de 2014)


Ciudad Ducal. Ubicación geográfica de esta urbanización de tendencia y atmósfera lujosa ubicada en el término municipal de Las Navas del Marqués, primera gran población de la provincia de Ávila según circulamos por la carretera CL-505/M-505 (según donde nos encontremos) y abandonamos la Comunidad de Madrid. Toda esta zona serrana es rica en urbanizaciones, parcelas y demás manifestaciones de segundas residencias que proliferaron en los años setenta, ochenta y novena del siglo XX, iniciativas que arrebataron toda personalidad arquitectónica a los pueblos de la zona. No es un caso tan sangrante como el padecido por la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, pero sí tiene ciertas concomitancias y algún que otro proyecto deleznable, por no hablar de incendios que han amenazado, sino destruido, algunos bosques. La justicia ha llegado a parar algún proyecto, pero también ha sido benévola. [VíaMichelín]

Ciudad Ducal, una urbanización donde no reside cualquiera, llena de casas con diseños muy personales y que dista unos dos kilómetros de Las Navas del Marqués. Circulamos por la CL-505 y en una cuesta encontramos un desvío hacia la izquierda (si circulamos en dirección a Ávila). Nos desplazamos en medio de un denso pinar y llegamos a una pequeña explanada. Hacia la izquierda, Barrio de la estación (otra concentración de casas separadas y parcelas). Hacia la derecha, rumbo al arco de entrada de esta urbanización de lujo (o pretensión de lujo) en cuyo acceso nos recibe una garita de vigilancia. Al poco, tras pasar junto a las primeras casas y tras un giro a la izquierda, alcanzamos esta gran estructura edificada, el antiguo palacio de los marqueses de Medinaceli.

Ciudad Ducal. Capilla. Esta urbanización comenzó a ser levantada en 1943, siendo una de las pioneras del Sistema Central, y para ello se aprovechó la finca conocida como El Chalet o El Parque del Chalet, un espacio que había sido propiedad de los marqueses de Medinaceli. Ángela María Pérez de Barradas, esposa del decimoquinto marqués, era una enamorada de los paisajes y el clima de la zona. Y de aquel afán, este presente.

Esta torre-mirador nació del estudio de Gustave Eiffel por encargo de los marqueses de Medinaceli (que también lo eran de Las Navas) en 1873. Como curiosidad, esta torre cuenta con dos escaleras diferenciadas.

Como resulta evidente, el verdor de los bosques del entorno es sobresaliente. Pinares explotados sostenidamente. Y un perfil de algunas cumbres de la Sierra de Guadarrama completamente desconocido.

Una visitante otea el entorno de la urbanización Ciudad Ducal desde esa atalaya de estética "lucha contra el fuego" que hace las veces de privilegiado mirador.



Hemos atravesado la Ciudad Ducal, una urbanización hipermega arbolada donde cualquiera que quiera hacerse una casita tiene que hacerse cargo de un mínimo de 2.000 metros cuadrados de terreno, y llega un momento donde el asfalto da paso una revirada pista descendente que salva un gran desnivel en poco espacio. Esa pista nos deja en la explanada del laguito de la Ciudad Ducal, lo que apreciamos en esta imagen.

Recreación del momento de la imagen anterior, efectivamente bajo una nevada que no tenía sin embargo tanta intensidad como en la animación.

Ciudad Ducal, destino vacacional en los años 80 de famosos, folclóricos, toreros y deportistas. Junto al lago, una (habitada) residencia concebida para los guardianes del lugar que anteriormente tuvo usos de pabellón de caza o almacenaje de útiles para la navegación por el lago.

Ciudad Ducal. "Zona del lago. De uso para socios propietarios". No conocemos casos de gente que, aun estando en una urbanización privada, haya sido expulsada. No debería ser así. Partiendo del respeto a los inquilinos, el lugar tiene atractivos que deben ser disfrutados por el común de los mortales.

Caminando por las orillas del lago de Ciudad Ducal, una concentración acuosa que también pasa por ser embalse por eso de represar el arroyo Retuerto. Estamos a 1.200 metros sobre el nivel del mar.

Comienza a anochecer en una jornada invernal amenazada por la nieve que, efectivamente, haría acto de aparición. Estamos en una zona que supera con holgura los 1.200 metros sobre el nivel del mar.



El lago de la Ciudad Ducal, un lago con embarcadero. A la señora marquesa nadie le podia quitar la posibilidad de un paseíto en barca... Como tampoco un paseo por cuidados jardines o un disfrute de una obra teatral. Teatro, jardines ricos en especies,... y la capillita antes vista. Todo al alcance.

Estampa invernal del lago de la Ciudad Ducal, un espacio decimonónico lleno de encanto e impulsado por el elitismo. Y sostenido por él, qué caray.

Caminando por los alrededores del lago.

El lago de la Ciudad Ducal, aguas tranquilas que reciben el aporte hídrico de un arroyo y permiten también su evacuación en una zona represeda.

Torno para evitar que se escape el ganado.

Un crecido arroyo Retuerto llega al lago, el cual alimenta con sus aguas. Unas aguas que nosotros salvamos gracias a un pequeño y tosco puente.

Caminando junto al lago de la Ciudad Ducal.

Este árbol es uno de los atractivos del lago de la Ciudad Ducal por su forzadísima posición, como si quisiera echarse un trago de agua con su copa, ¿verdad?

Detalle en el tronco de un árbol junto al lago de la Ciudad Ducal.



La orilla sur queda un poco más abajo, porque hemos ganado algo de altura para llegar a un pequeño mirador sobre el lago y sobre el curso del arroyo Retuerto, que renace gracias a un "escape" en el muro de contención.

El muro de contención que represa las aguas del arroyo Retuerto y forma el lago de la Ciudad Ducal, contemplado desde las cercanas alturas del Mirador de Loli.



El lago de la Ciudad Ducal, contemplado desde el llamado Mirador de Loli.

El conocido como Mirador de Loli, una denominación un tanto enigmática y cercana.

Las aguas del arroyo Retuerto abandonan el lago con fuerza gracias a un potente chorro que manda el líquido elemento al fondo de una garganta que prosigue encajonada entre vegetación y laderas pétreas.

Las aguas del arroyo Retuerto abandonan el lago con fuerza gracias a un potente chorro que manda el líquido elemento al fondo de una garganta que prosigue encajonada entre vegetación y laderas pétreas.

El mirador de Loli, contemplado desde el otro lado de la particular estructura giratoria que hace las veces de paso canadiense para el ganador. Un torno muy efectivo sobre el dique que represa las aguas de un arroyuelo (el Retuerto) y forma el plácido laguito de la Ciudad Ducal.

Caminando junto al lago de la Ciudad Ducal bajo una nevada que crece en intensidad.

La nieve cuaja con rapidez...

...

...

... y en ocasiones, muchas, el lago se hiela y la estampa es aún más hermosa.

6 comentarios:

  1. Sólo un par de cosas, que podrían resumirse en que es más fácil inventar que preguntar.
    No sabemos a qué se refiere con "palacio" de los marqueses, ya que el chalet ardió durante la guerra civil, y estaba situado en la explanada de la piscina.
    NO existen los Marqueses de Medinaceli, sí de Las Navas. Los de Medinaceli son Duques.
    Jamás se ha expulsado a nadie de la Ciudad Ducal, pero hemos querido que se sepa que lo que disfruta todo el que se acerca es propiedad legítima de otros, que lo sostienen y pagan.
    Si yo pertenezco a une elite, es porque trabajo desde los 23 años mediante un anuncio en un periódico y luego he estado trabajando un mínimo de diez horas diarias, opositando y pagando una hipoteca de aquí a Vitigudino.
    Por lo demás, gracias por apreciar nuestra urbanización.
    F.: José Luis Gascón Juste, socio propietario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario y sus aclaraciones, no tanto por el tono un tanto amargo que transmite (y que esperamos que sea una apreciación errónea), que sacan a la luz algunos errores serios. El texto se queda tal cual para que tenga más valor su aporte. Muy agradecidos.

      Sin embargo yerra en una cosa, por el desconocimiento que nos achaca: en que sí se preguntó. No presuponga que esto es flor de un paso fugaz. La gente de la zona no ofrece información del todo fiable entonces: y esa sería otra cuestión; otra cuestión a analizar (por qué introducen en el discurso cosas que no son ciertas). Con mucho gusto nos hubiera gustado contar con su testimonio tras una charla con un buen café delante.

      No creemos que de aquí, sinceramente, se pueda inferir un ataque a una persona por lo que ha ganado con su esfuerzo. Nos cuesta creerlo. Y nos sorprende como lo recalca. Pero es algo que podria resumirse en que más fácil imaginar que preguntar.
      Gracias a ustedes por no ponerle puertas al campo.

      Eliminar
  2. Es como el africano que se ve observado y piensa automáticamente que es por su piel...
    Me atrevería a sugerir que el 90% de los que residen ahí tienen legalmente su mayor patrimonio fuera del alcance de la hacienda española, así que qué menos que "sostener y pagar" algo tan valioso ecológicamente como la zona en la que residen o utilizan como segunda (o quién sabe en qué posición) residencia
    Gracias por no ponerle puertas al campo

    Un artículo muy interesante, por cierto. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta al "Anónimo del 15 de julio":
      En qué se basa usted para "sugerir que el 90% de los que residen ahí tienen su mayor patrimonio fuera de Hacienda"? Eso es mera especulación. Mi familia tuvo allí un chalet que, al igual que el Sr. Gascón, construyó y pagó religiosamente más de 30 anhos trabajando a destajo". Así es que, Sra/Sra. Anónimo, documéntese bien por favor antes de hacer especulaciones subjetivas. Un cordial saludo. Araceli

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias por tu sabio aporte, Araceli.

    En los últimos tiempos se han disparado las visitas a esta entrada, según los contadores, y esperamos que no sea por ninguna polémica, especulación o similar.

    Simplemente recalcar que la pretensión de esta entrada es la de mostrar los paisajes únicos y los rincones de gran hermosura de esta zona serrana.

    Y reiteramos nuestro agradecimiento a los socios propietarios de la urbanización, con José Luis Gascón al frente (en tanto que portavoz de la misma en uno de los comentarios de este blog), por permitir el descubrimiento y disfrute de esos espacios.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días a todos los que se han expresado aqui. He leído los comentarios y creo que he podido sacar una buena opinión del sitio, que me ha impresionado mucho al verlo en un programa de Telemadrid.
    Me gustaría ponerme en contacto con vosotros para poder descubrir con mucha más intensidad, todos los rincones de este maravilloso sitio. Me ha impresionado y me gustaría visitar la zona, así que agradecería cualquier información que pudiese ampliar lo que aquí se ha descrito. Muchas gracias por adelantado, mi email es netikerty2015@outlook.es y mi teléfono 638087050. Que maravilla que alguien se preocupe de que podamos acceder a estos sitios tan bonitos, mi agradecimiento a quien lo ha elaborado y a José Luis como socio de la zona, entre todos habéis hecho que pueda conocer mejor está esta zona y que espero llegar a conocerla un poco mejor.

    ResponderEliminar