Por Malpica de Tajo, Bernuy y las bodegas de Osborne donde nace el Solaz


Ubicación geográfica de Malpica de Tajo, la pedanía de Bernuy y la cercana finca de El Jaral en la que el Grupo Osborne explota vides que alimentan fundamentalmente su marca Solaz. Nos movemos en la Comarca de Torrijos, regada por estos lares por el río Tajo, y en nuestro camino atravesaremos también los pueblos de Otero y Erustes. Una zona muy vinícola que cuenta, en diferentes enclaves, con presencia de algunas de las principales marcas del sector. [Mapas VíaMichelín]

Erustes. De camino hacia Malpica de Tajo, y ya siguiendo un par de indicaciones hacia las Bodegas Osborne, la carretera CM-4015 atraviesa esta pequeña población toledana donde nos sorprende el esmero de su plaza principal, alguna gran casa y la solemnidad de este templo, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Erustes. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Llamativa torre la de este templo del mudéjar toledano.

Erustes. La torre de tres cuerpos de Nuestra Señora de la Asunción.

Erustes. Detalle bizarro en una edificación del entorno. Esto pilla en una segunda planta sin acceso fácil, para realce de la valentía del tal Blas.

Puente de hierro sobre las aguas del Tajo. Estamos llegando a Malpica de Tajo. Este puente se remonta a finales del siglo XIX, como confiesa el empleo del hierro y su particular disposición. Verde ahora, su pintura era de color roja hasta no hace mucho.



Malpica de Tajo. Castillo. Tan estética fortaleza, pues pocas vistas tan hermosas como ésta se ven, y muchas menos bañadas por un generoso cauce como el del río Tajo, ahonda sus raíces en un castillo anterior de origen musulmán datado en el siglo X. En el siglo XIII ya era propiedad de la familia Gómez de Toledo y aún hoy en día sigue siendo una propiedad privada y una residencia personal, aunque de los duques de Arión. Por lo tanto, no está abierto al público.

Malpica de Tajo. Descenso hasta la Fuente de los Tres Chorros. Cuenta A. Corral en su magnífica web sobre Malpica que esta denominación es resultado de una mutación del lenguaje sin ficha concreta, pues siempre fue conocida como Fuente de los Caños o de los Tres Caños o, incluso, simplemente La Fuente.

Malpica de Tajo. Fuente de los Tres Chorros. La explicación de A. Corral es muy directa: tener tres caños no implica tener tres chorros por cuestiones de caudal o disponibilidad hídrica. Y ya se sabe que el saber popular es muy sabio...

Malpica de Tajo. Fuente de los Tres Chorros.



Malpica de Tajo. Fuente de los Tres Chorros. Merenderos bajo eucaliptos.

El puente de hierro de Malpica de Tajo, visto desde las cercanías de la Fuente de los Tres Chorros.

Malpica de Tajo. Un gran recinto tapiado, posiblemente de propiedad privada, tiene su puerta principal derruída y se observa esto...

Malpica de Tajo. Cruce. El Hostal y Restaurante El Olivar (izquierda) se encuentra en el arranque de la calle Fuente y no será raro si en su menú del día ofrecen platos con carne de caza. A la derecha, naves e instalaciones relacionadas con el castilla de Malpica. La que cruza, tras el paso del puente, es la llamada calle Carretera, travesía de la CM-4015.

Cartelería orientativa de la de toda la vida. ¡Magnífica!

Grandes edificaciones de una altura en la calle Fuente.

Trabajo de forja en una gran puerta que protege unas instalaciones vinculadas al castillo de Malpica de Tajo. Y por tanto, propiedad privada.

Las (enormes) instalaciones citadas, que también se integran en la calle Fuente.

Malpica de Tajo. Confluencia de las calles Fuente y Santo. Negocios multinegocios.

Travesía Fuente. Obsérvese a la izquierda la solución para el alcantarillado.

Travesía Fuente. Una edificación.

Malpica de Tajo. Arquitectura popular.

Malpica de Tajo. En el marco, suponemos, de la red de caminos y senderos que se articulan en torno al río Tajo, dentro del casco urbano se ha adecentado un tramito delicioso junto al río. Un lugar magnífico para un paseo tranquilo.

Castillo de Malpica. Otra vista bien diferente por una vertiente en la que los muros protectores bajan hasta las mismísimas aguas del río Tajo.

El senderito. ¿Restos de un antiguo molino, acaso el señalado en algunas crónicas de los tiempos de Felipe II que constaba nada menos que de cuatro ruedas?



Una suerte de peñón, acaso restos de una vieja edificación, cual isla en las aguas del Tajo. Por lo que leeemos en A. Corral efectivamente le dicen "El Peñón". Y especulan con que fuera parte de un paso romano sobre las aguas del tajo. En todo caso, esta particularidad le da nombre a toda una asociación de vecinos y a una agrupación de senderismo local.

El Tajo, que es el río más largo de toda la Península Ibérica con su más de 1.000 kilómetros.

Se han adecentado estos accesos a los entornos de las calles Telégrafos, Palomar y Huerta desde las inmediaciones del río Tajo...

Parroquia de San Pedro Apostol de Malpica de Tajo. Un templo del siglo XVIII en ladrilo tapial con una esbelta torre. La vista, desde la calle Telégrafos.

Calle Telégrafos. Fachadas.

El castillo de Malpica de Tajo, visto desde la calle Jardines de la población.

Escudo municipal de Malpica de Tajo, fotografiado en la placa de un garaje de la calle Iglesia.



Malpica de Tajo. Plaza de la Constitución. A la izquierda, el ayuntamiento. A la derecha, el restaurante La Almazara, que recibe su nombre de la ocupación anterior del edificio donde se asienta.

Malpica de Tajo. Ayuntamiento y edificios vecinos.

Malpica de Tajo. Ayuntamiento.

Malpica de Tajo. Ajardinada Plaza del Carmen.

Bernuy. Esta entidad de población que pertenece a Malpica de Tajo (de la que dista unos 5 kilómetros) nos sale al paso en la carretera que une esta última con La Pueblanueva, la TO-1151. Una aldeíta de estética curiosa, uniforme y, con matices, cuadriculada que nos evoca a planificaciones urbanas del siglo XVIII. Pero las apariencias engañan. Se trata de un aldeíta construida durante el Franquismo, años cincuenta, sobr eun enclave previo con el fin de potenciar los cultivos de regadío a la vera del vecino Tajo. La misma idea vista, por ejemplo, en Badajoz con los "pueblos nuevos del Guadiana" e impulsada por el conocido como Instituto Nacional de Colonización y Desarrollo Rural. Curiosamente, leemos que pasa por ser el enclave más republicano de Castilla-La Mancha.

Bernuy. El poblado crece en un costado de la carretera, por lo que entrada posible en sentido estricto tiene varias. Ésta, con fuente, mejor dicho pilón, mira hacia Malpica de Tajo.

Bernuy. Detalles constructivos. Cuando las autoridades idearon este poblado no tuvieron dudas en mantener la esencia constructiva de la zona. También hay que decir que en el lugar ya existía un asentamiento, mucho más pequeño, destinado a labores agrícolas. Hoy en día poco más de un centenar de personas habita aquí.

Bernuy. La curva calle Cebolla, contemplada desde la Travesía de la Libertad.

Bernuy. Calle Arco de la Iglesia. Iglesia y curiosa solución constructiva en una aldea construída en los años 50. Una apuesta que se aleja de toda funcionalidad.

Bernuy. Imagen de San Isidro que preside un curioso arco que bautiza esta rúa como calle Arco de la Iglesia.

Bernuy. Plaza de la Libertad y edificio con soportales que se asemeja a un ayuntamiento, pero que no puede serlo porque estamos en una pedanía que depende de Malpica, recuerden. Pero la motivación clarísimamente es esa. En la plaza, presidencial, un pilón muy lustroso.

Bernuy. Pequeña plazuela en las traseras de la iglesia local.

Bernuy. Vivienda de dos alturas en la Travesía Cruz.

Bernuy. Depósito (el nuevo, así le conocen) y pilar, afamado caudal por la calidad y frescura de sus aguas.

Bernuy. Travesía Eras (derecha) y calle Pinar.

Carretera TO-1151. Al fondo quedan Bernuy y Malpica. Nos dirigimos en dirección contraria, hacia la Finca El Jaral donde el Grupo Osborne cuenta con unas bodegas en las que produce, entre otros, su marca Solaz. Pronto veremos varias indicaciones y hasta un enclave donde desviarnos hacia nuestro destino sin mayor complicación. Un detalle concebido para visitas y transportes que deja ver también la influencia de la empresa en la zona.

De camino a la Finca El Jaral. Alcornoques solitarios entre campos sembrados.

La ruta se sumerge en una zona de intensa, profusa y densa vegetación en los márgenes. Un terreno ideal para la vida animal donde no debe sorprender ver conejos, liebres y perdices sin ningún esfuerzos; y en donde intuimos que deben habitar también jabalíes, zorros e incluso cérvidos...

Un toro de Osborne, exitosa imagen comercial, nos recibe mientras circulamos por esta pista asfaltada y nos indica que estamos llegando a los lindes de la Finca El Jaral. Nada menos que 1.000 hectáreas de las que 740 están plantadas con vid.

Viñedos... Osborne. Plantación en espaldera, esto es, que recurre a un soporte que permite aguantar el peso de las ramas, la hoja y el fruto a medida que van creciendo.

Viñedos con Trincadeira. La espaldera permite la mecanización de los cultivos y los trabajos de índole fitosanitaria, entre otras muchas ventajas.

Cabernet Franc, otra variedad presente en la Finca El Jaral. Con sus actuales propietarios llegó la dedicación vinícola, porque antes estos terrenos eran cerealísticos.

Bodegas. Edificios centrales. Cuando se afronta una experiencia "entre viñedos" no hay que perder la perspectiva de que vamos a visitar una empresa privada cuya labor comercial busca el beneficio. La idea del campo, la agricultura y la gastronomía es un sustrato evidente que está ahí. Pero estaremos expuestos a marcas, logos y nombres concretos. Y es que esto va de visitar la casa de alguien que en este caso es bodega y grupo empresarial relacionado con el vino, los licores y los brandis y las espirituosas. Osborne compró esta fina a finales del siglo XX.

Bodegas Osborne de Malpica de Tajo. Recepción.

Bodegas Osborne. Un patio interior presidido por una fuente y con una clara evocación a atrio medieval.

Sala de proyecciones. Si uno no organiza cosas importantes desde luego no monta un rincón así... Aquí se expone un vídeo muy corporativo sobre el Grupo Osborne y las diferentes empresas.

Trenecito turístico en las bodegas Osborne. Su recorrido es muy breve y está acompañado de buenas vistas sobre los viñedos cercanos y una breve alocución grabada a través de una megafonía.

El tren turístico de las Bodegas Osborne en Malpica de Tajo.



Espalderas de viñedos.

Barricas de roble ornamentales que presiden el inicio de un tramo explicativo sobre la actividad de las instalaciones y sobre, otra vez, el Grupo Osborne.

Bodegas. Grandes cubas donde se almacenan los caldos sacados de la uva para el inicio del proceso. El Grupo Osborne invirtió en El Jaral unos 50 millones de euros.



Las variedades de uva cultivadas en la Finca El Jaral...

Finca El Jaral, una toma aérea presente en uno de los paneles explicativos-informativos.

Casi 6,5 millones de litros de vino salen de estas instalaciones. Y un alto porcentaje, con productos específicos para ese fin, está destinado a la exportación al extranjero: un 40%.



Hijos de El Jaral: Solaz, Inspiración, Artista y Señorío de Malpica.

Anís del Mono, otra firma del Grupo Osborne.

Nuevos productos de la empresa, todos ellos destinados al mercado internacional. Y con mucho éxito en Alemania, nos cuentan.

Distribución geográfica a lo largo de la Península Ibérica del logotipo de Osborne, el famoso toro ideado por el pintor Manolo Prieto en los años 50 que presidía las cercanías de las carreteras de España. Existen 90 en toda España.



Pequeña panorámica desde una de las estancias de las instalaciones bodegueras.



Bodegas. Patio interior.

Gran salón decorado con barricas y botellas, todas llenas de vino "a fondo perdido", concebido para celebraciones y eventos.



Barricas ornamentales.

Maquinaria rústica relacionada con el mundo de las bodegas y plantada en el patio como un elemento decorativo más.

Los detallitos, hasta en el felpudo.

Galería fotografícas de personalidades célebres y momentos importantes en el acceso desde el gran patio interior.

Tinto, rosado y blanco de la firma Solaz.

La visita incluye una cata de caldos que se acompaña con un picoteo de queso manchego Boffard y aceitunas del lugar.

Un hermoso y solitario alcornoque nos despide en nuestra salida de la Finca El Jaral.

Abandonado la Finca El Jaral.

[marzo de 2015]

No hay comentarios:

Publicar un comentario