Ciudad Real, cuestión de horas (noviembre 2014)


Ciudad Real. Ubicación geográfica dentro del Campo de Calatrava de esta gran ciudad que, sin embargo, no supera los 80.000 habitantes y que en términos poblacionales es la quinta urbe más poblada de Castilla-La Mancha. Entre los quince núcleos más habitados de la Autonomía, la provincia de Ciudad Real aporta nada menos que cinco, siendo Ciudad Real ciudad la principal de todos ellos. Es Ciudad Real urbe de poco patrimonio histórico, pero sin embargo de mucha calidad de vida. Y eso que pasó de ser una pequeña aldea (Pozuelo de don Gil) a una incipiente urbe (Villa Real, fundada por Alfonso X) antes de dar el salto a su denominación actual (Juan II le concedió la consideración de "ciudad" en 1420). Sus monumentos relevantes son unos pellizcos, unos destellos, y no queda nada de sus hechuras de poblachón manchego. Más bien todo lo contrario, mucha construcción nueva o relativamene nueva y mucha infraestructura. Pese a estas carencias, las cosas de la historia unas veces o de los intereses especuladores en otra, en Ciudad Real se quieren vender muy bien e incluso cuentan con un completo dossier turístico para loar sus encantos. Allí la alcaldessa Rosa Romero dice: "Cada rincón de nuestra ciudad, cada monumento, jardín o plaza, es como un libro abierto que nos habla de su historia". Todo es opinable, incluso el lema del "Ciudad Real te enamora". [Mapas VíaMichelín].

Ciudad Real. Hemos ingresado en su casco urbano por la CM-45 y la carretera de la Fuensanta. En un momento dado llegamos a las instalaciones del Parque Gasset , pulmón verde culipardo (les dicen así a los locales, una curiosa nomenclatura que se remonta a la Edad Media). Y en sus cercanías, en lo que es la Ronda de Alarcos, este edificio, que era el de la antigua estación de ferrocarril del siglo XIX. [Nota: inicialmente habíamos hablado del Parque Ortega y Gasset y el 22 de septiembre de 2016 el lector Gorri76 aclara que no, que se trata del político Rafael Gasset Chinchilla].

A la altura de la vieja estación de Ciudad Real nace la calle Alarcos, magnífica puerta de entrada (acaso de la principales) al centro urbano. Esta calle nos deja en esta rotonda "patrocinada", donde nace la calle Postas (izquierda) y la avenida de Alarcos (derecha, fuera de la imagen). Entre sedes bancarias, el edificio que vemos en el centro acoge la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Y la escultura piramidal en primer término es un monumento dedicado a Alfonso X El Sabio, fundador de la ciudad en 1255, ideado por Valentín López Eugercios en 2009.

Calle Postas. Muy céntrica. Junto al viejo Mercado, esta especie de arriate para plantas y árboles en cuya base se muestra la imagen de marca de Ciudad Real. Ésta no es otra que la fachada de su ayuntamiento, de estética peculiar y sobre el que hablaremos después...

Confluencia entre la calle Postas (que sigue recto, pero ya peatonalizada) y la calle Reyes, que cruza la anterior. La verdad es que nos podemos hacer una buena idea de lo que aporta arquitectónicamente la ciudad: estamos en el centro de la misma (un centro bastante caótico para el tráfico rodado por cierto), allí donde en teoría se concentra lo mejor de lo mejor.

Sede de la Compañía Telefónica en la calle Reyes. Arquitectura funcional con alguna concesión ornamental a la piedra. Pero poca cosa.

Monumento a Cervantes en una isleta ajardinada en la atípica plaza del mismo nombre (Al fondo a la izquierda, la Delegación del Gobierno). Esta escultura del local Felipe García Coronado es una de las más veteranas de todas las existentes en Ciudad Real, inaugurado en abril de 1927. García Coronado fallecio muy joven, con apenas 35, pero vivió un intenso acercamiento artístico a la figura de Miguel de Cervantes y El Quijote; su triunfo en el concurso convocado para elegir al autor de esta escultura fue recibido con júbilo en la población; pero el proyecto se hizo esperar por falta de dinero y medio pese a que el escultor tenía prácticamanete acabado los trabajos. Y sucedió que el General Primo de Rivera, pulsado por un insistente general Aguilera, donó para el proyecto el bronce de un cañón empleado en una campaña militar de África.

Punto de encuentro. Calles Posta (izquierda), Reyes (de frente) y Alfonso X (donde estamos). Y al fondo, con su campanario como gran referencia, la Catedral de Santa María del Prado, el principal templo de Ciudad Real y morada de su patrona. La catedral, del siglo XVI, sobria en lo decorativo y solemne en sus dimensiones, se levantó sobre una iglesia anterior

Aprovechamos el cartelito de la Calle Reyes para destacar algo que nos llamó la atención: la particular forma de instalar las placas del callejero. ¿Contra la pared? No, más bien a la vista. Bastante útiles para los conductores, todo hay que decirlo.

El lateral de una vivienda ubicada en la calle Reyes cuenta con una representación de la Virgen del Prado en azulejería. Una imagen que completa este primer acercamiento a la morada de la patrona local, de la que cuentan que se apareció un buen día de 1088 a un pastor. A la derecha quedan los Jardines del Prado.

La casa natal de Hernán Pérez del Pulgar y García Osorio, uno de los principales comandantes del ejército castellano durante la Guerra de Granada o las campañas de Italia (junto a Gonzalo Fernández de Córdoba) que era natural de una Ciudad Real donde vivió sus primeros años. Como exponente de su talante, ahí queda su lema: "Quebrar y no doblar". La edificación, de aires palaciegos y de las más añejas de todo el casco urbano, acoge en la actualidad un museo de pintura con la obra del destacado local Manuel López-Villaseñor.

Detalle heráldico en la fachada de la casa de Hernán Pérez del Pulgar: el escudo familiar. Nos reafirmamos, más allá de restauraciones o recuperaciones: es una casa del siglo XV y posiblemente es la más vieja de todas las de Ciudad Real (con permiso de la Casa del Arco, ya que la iglesia de Santiago es anterior, pero es iglesia).

Catedral de Nuestra Señora del Prado. Una construcción donde se dan la mano lo gótico, lo renacentista y lo barroco.

Reloj de sol en la esquina de una de las estructuras que forman parte de todo el recinto catedralicio. Y debajo, una representación angelical. Esta zona ha sido restaurada, como se puede intuir.

Representaciones escultóricas (no originales) en el acceso al templo por la Puerta de los Reyes.

La Torre de Santa María del Prado es el último elemento constructivo que se levantó en la catedral y fue a comienzos del siglo XIX. Aquí, observada entre las copas de los árboles de los céntricos y cuidados Jardines del Prado.

Jardín del Prado. Este espacio verde para el paseo y la recreación se extiende ante la catedral. En su centro, este gran templete de fines musicales.

Escultura conmemorativa a Javier Segovia en los Jardines del Prado.

Monumento a la Pandorga, de López Arza (1999). La Pandorga es una fiesta municipal de gran participación y orígenes agrícolas y religiosos que se celebra cada 31 de julio y en donde es muy típico degustar zurra (lícor fuerte) y puñao (garbanzos secos). El protagonista es el pandorgo, icono del hombre de campo, que aquí aparece representado.

Antiguo Gran Casino de Ciudad Real, un edificio de 1887 ideado por Sebastian Rebollar que durante la Guerra Civil llegó a servir como hospital y, después, de conservatorio musical. Hoy en día es un espacio cultural. Calle del Prado.

Museo de Ciudad Real. Vecino del Gran Casino. Obra del arquitecto Carlos Luca de Tena y Alvear y sede de una exposición con piezas arqueológicas del municipio y la provincia. Estética moderna y rompedora, de lo que sobra mucho en Ciudad Real.

Vivienda colorida y con estética viejuna en la confluencia de las calles Del Prado y Postas.

Edificio de ecos modernistas en la calle Postas.

Efecto ojo de pez sobre la Plaza Mayor de Ciudad Real. Para los locales simplemente La Plaza. Presidida por un ayuntamiento de estética peculiar, su zona de influencia está llena de tiendas y negocios hosteleros. Históricamente, como en otras urbes, era el lugar designado para el mercado semanal.

Enorme monumento, con fuente, a Alfonso X "el sabio fundador de la ciudad". Detrás se aprecia la Casa del Arco, un edificio oriundo del siglo XV (expropiado por los Reyes Católicos a un rabino judío) que durante centurias acogió la sede de la casa consistorial y que hoy en día le regala al visitante la peculiar estética del reloj carillón.



El reloj carillón de la Casa del Arco, de la firma relojera Cándido Valverde. Fue instalado en 2005 con motivo de los 750 años de la fundación de la ciudad y el IV centenario de la publicación de la primera parte de El Quijote. En la imagen no está en acción, pero cuenta con los servicios de las figuras de El Quijote, Sancho Panza y Miguel de Cervantes.

Anteriormente destacábamos que la Casa del Arco es "oriunda" del siglo XV porque a lo largo de la historia no es que haya sufrido cambios y reformas, que sí es el caso, sino mucho más. Por ejemplo, se ha visto salpicado incluso por terremotos: el de Lisboa de 1755, concretamente, se dejó notar aquí y obligó a cambiar lar arcada de piedra (que a su vez habia sido instalada durante una ampliación en 1619) por la actual de ladrillo.

Alfonso X. Bronce de García Donaire moldeado en 1976.

Interior del Mesón El Ventero, ubicado en la Plaza Mayor y especialistas en platos típicos manchegos. Gran calidad-precio para un sitio en el que entramos un poco a la aventura y acabó encantándonos por el trato y el servicio. Por lo visto no hemos sido los primeros...

Tras degustar un magnífico salmorejo de berenjena, damos buena cuenta de este "tiznao", una especie de pisto con bacalao y productos de huerta.

Ciudad Real. Plaza Mayor. Contraste entre un edificio de estética tradicional y el ayuntamiento nuevo.

Ayuntamiento de Ciudad Real. Bajo los cánones del estilo neogótico, Fernando Higueras propuso este edificio en 1976 como sustituto de uno anterior levantado a finales del siglo XIX. Es llamativo, sin duda. A nosotros nos recuerda a la representación cinematográfica de la armadura de Sauron, el malvado ente de la trilogía El Señor de los Anillos.

La Plaza Mayor, contemplada desde los acceso al ayuntamiento. Al fondo, monumento a Alfonso X y Casa del Arco.

Sucesión de arquitecturas en la peatonal calle General Aguilera...

Campana ornamental. No es baladí su ubicación. Se trata de una de las campanas que existían en el ayuntamiento viejo, que fue derribado para construir el actual.

Rodeada de edificios modernos, altísimos, funcionales y despersonalizados, la gótica iglesia de San Pedro que estaba prevista (pero no llegó a serlo) que fuera también de San Pablo. Entre las calle de la Paloma y Ruiz Morote. Este templo fue garaje de tanques durante la Guerra Civil y en su torre se instaló un nido de ametralladora.

San Pedro. Campanario con reloj en su chapitel de pizarra, añadido durante el siglo XVIII.

Iglesia de San Pedro.

Iglesia de San Pedro. Puerta de la Umbría, inconfundible por la escolta de estos dos enormes contrafuertes.

Iglesia de San Pedro.



Hermoso edificio decimonónico, actual Centro Residencial, en la plaza del Pilar de Ciudad Real.

Comercial calle La Cruz.

Fachadas modernistas de bajos comerciales en la calle María Cristina...

Nacimiento de la calle Toledo, una de las principales e históricas vias de Ciudad Real.

Curioso y esmerado llamador en una gran puerta de la calle Toledo: la puerta de acceso al Museo-Archivo Histórico Municipal Elisa Cendrero.

Concentración patrimonial junto a la calle Toledo: la iglesia de la Merced (siglo XVII), el Palacio de la Diputación y la escultura de Kiriko (2006) de nombre Peniente.

Balconadas y palacetes contrastan en el nacimiento del peatonal Pasaje de la Merced.

Pasaje de la Merced.

Palacio de la Diputación. Del siglo XIX y otra de las obras de Sebastián Rebollar en la ciudad.

Palacio de la Diputación. Los promotores del turismo local afirman que estamos ante "el edificio civil más bello de Ciudad Real". En el dintel, el escudo de la ciudad.

Remontando la calle Toledo nos sumergimos en un mar de edificios de vivienda sin mucho interés, salvo pequeños detalles; un mar lleno de buenos bares para tapear, eso sí. En el cruce con la calle Clavel veremos un edificio con unas terrazas cuanto menos llamativas, no obstante.

Obelisco en la plaza de España ante el antiguo Hospital de la Misericordia. La Real Casa de la Misericordia fue levantada en el siglo XVIII por petición del cardenal Lorenzana para servir de casa de acogida y enseñanza de oficios a mujeres y desfavorecidos. En la actualidad, desde 1999, acoge el Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha. Antes, durante muchos años, fue cuartel militar e incluso las tropas napoleónicas se hospedaron aquí. E incluso en sus paredes se gestó un golpe militar contra la dictadura del general Primo de Rivera que no llegó a nada: la Sanjuanada.

Construcciones en el entorno de la Puerta de Toledo.

Puerta de Toledo. De estética musulmana fue construida sin embargo por orden de Alfonso X en el marco de la muralla de la nueva población con la que quería hacer notar el poder real en una zona dominada por la orden de Calatrava y con la amenaza musulmana relativamente cerca. Es la única cosa, puerta o muro, que sobrevive del recinto fortificado (y eso que eran casi 4,5 kilómetros) y en términos patrimoniales se le tiene mucho cariño.

Poco consuelo es que un recurso actual nos recuerde por dónde iba la muralla si nada se conserva de su lienzo.La Puerta de Toledo fue terminada en 1328, ya en tiempos de Alfonso XI.

La catedral, contemplada desde la lineal calle Pedrera Baja.

La puerta de Toledo. Estética peculiar.

7 comentarios:

  1. El parque GASSET no es de "Ortega y Gasset", sino que recibe el nombre del ministro Rafael Gasset Chinchilla.

    ResponderEliminar
  2. Si, hay varias inexactitudes en la redacción y me llama la atención que no se informarán del cuartel de la Guardia Civil pese a llamarles la atención sus balcones. Falta Santiago, los alrededores de S. Pedro y otros sitios de más interés que algunos de los descritos

    ResponderEliminar
  3. Me parece una buena descripción de una visita a esta ciudad. Por lo menos no es un corta y pega, como se ve en algún blog de ciudadrealeños de "pro". Por supuesto tiene carencias, pero en una visita no se puede ver todo si también se quiere degustar lo más típico de la ciudad: sus tapas.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por vuestros comentarios y más gracias aún por vuestras correcciones. Y por supuesto, por vuestra comprensión.
    Tienes razón, estimado José Luis, en echar de menos algunos enclaves. A posteriori, también nosotros. Esta visita tuvo lugar en un momento en el que, tras unas experiencias que no vienen al caso, optamos por acudir a algunos destinos sin guía, sin mimbres, sin ningún condicionamiento, en suma; y el método, aportando muchas satisfacciones en el acto en sí de descubrir, como se puede ver es falible.
    Reiteramos nuestro agradecimiento por participar. No sabemos dónde ha sido colgado este enlace, pero durante esta tarde nos han entrado avisos de casi dosmil visitas así de sopetón.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.facebook.com/groups/309019205938884/?ref=nf_target&fref=nf

      Eliminar
    2. Se colgó en un grupo de Facebook de Ciudad Real: No eres de Ciudad Real si no...un grupo de casi 7000 personas. El enlace que te han puesto no podrás abrirlo puesto que es un grupo cerrado.

      Eliminar