Soria, unas pinceladas muy injustas por incompletas de una ciudad con mucho que dar


Soria, ubicación geográfica de la más pequeña de nueve capitales provinciales de Castilla y León. Nos alojamos en la Hostería Solar de Tejada, un interesante establecimiento hotelero de particular decoración ubicado en la calle Claustrilla, a tiro de piedra de ese hermoso parque urbano que es la Alameda de Cervantes y sobre todo de la arteria fundamental de los paseos comerciales sorianos: la calle Collao. Recorreremos algunas zonas emblemáticas de la urbe, ascenderemos a su cerro del Castillo con grandes vistas sobre la ciudad y también (al otro lado) sobre el entorno de San Saturio. Nos acordaremos de Gustavo Adolfo Bécquer y su mención al monte de las ánimas y honraremos a Antonio Machado con una visita obligatoria a la iglesia de Nuestra Señora del Espino, en cuyo acceso se encuentra el olmo seco al que el poeta andaluz le compuso uno de sus más célebres versos, representación del amor que arrebata una enfermedad. Una visita a su aire, independiente y autónoma se merece, al otro lado del río, el espectacular conjunto monacal de San Juan de Duero, visita a la que le rendimos pleitesía aquí. [Mapas ViaMichelin]

Soria. Vista de las vías del ferrocarril desde el entorno de la estación, que rápidamente gana altura. La avenida de Madrid es, en términos sorianos, un punto bajo.

Estación de ferrocarril de Soria. Taquillas, mobiliarios y otros detalles de su interior.

Estación de ferrocarril de Soria. Taquillas, mobiliarios y otros detalles de su interior, donde dos viajeros aguardan la salida de su tren.

Hostería Solar de Tejada. Detalle interior de este establecimiento céntrico ubicado en la calle El Collado, posiblemente la gran arteria de su centro urbano.

Hostería Solar de Tejada. Una sillita muy cuca.

Hostería Solar de Tejada. Un baño. Cada habitación, un micromundo.

Hostería Solar de Tejada. Efectivamente, cada habitación es un micromundo.

Alameda de Cervantes. El gran pulmón verde del interior de una ciudad sobradísima de entornos verdes.


Soria. Calle del Collado.

Calle del Collado. Soportales "viejunos" a la altura del número 20.

Edificio emblemático en la plaza El Poste y San Blas.







Palacio de los Condes de Gomara.

Palacio de los Condes de Gomara.



Palacio de los Condes de Gomara.

Soria. Plaza Mayor. A la derecha, el Palacio de la Audiencia.

Soria. Plaza Mayor. La muy querida Fuente de los Leones, oriunda del siglo XVIII y conocida como "La viajera" por sus múltiples ubicaciones anteriores. Detrás, la Casa del Común.

Iglesia de la Virgen del Espino.

Iglesia de la Virgen del Espino.

Iglesia de la Virgen del Espino. El viejo olmo de Machado.

Iglesia de la Virgen del Espino. El viejo olmo de Machado.

Escalinatas hacia el Cerro del Castillo. Interminables.

... interminables...

Buenas panorámicas sobre la ciudad de Soria y su entorno.

Monumento.

Soria.

Posadito.

Accesos asfaltados al Cerro del Castillo, todo un parque para la ciudad.

Castillo de Soria. Ruinas.

Espectaculares vistas sobre el río Duero y los entornos de la iglesia de San Saturio, el patrón de Soria. Fijense bien, que se aprecia a la derecha.

Vistas.

Vistas.

Curva de herradura.

Rampones duros... pero breves.

El río Duero, a su paso por Soria.

Frondosos entornos del río Duero en la base del Cerro del Castillo.













Soria. Palacio de la Diputación provincial.

Iglesia de San Juan.

Iglesia de San Juan.

Iglesia de San Juan.

Iglesia de San Juan.

Iglesia de San Juan.

[octubre de 2005]

No hay comentarios:

Publicar un comentario