En Becerril de Campos la iglesia de Santa María antes fue templo y ahora es museo (julio de 2012)


Siete iglesias y varias ermitas para un pueblo que en el primer tercio del siglo XIX superó los 3.000 habitantes son una buena muestra de la importancia de la plaza y una señal inequívoca del fervor de los lugareños o, por qué no, la asunción de uno de los habituales engranajes sociales del medievo castellano y una de las pocas alternativas a las tareas agrícolas y ganaderas de unos campos pródigos en cereal y ovejas lanares. Siete iglesias y varias ermitas que llegaron al arranque del siglo XX, a la vuelta de la esquina de la historia como quien dice, y entre las que sin embargo se han producido bajas definitvas. Pero con todo, algunas particularidades iluminan con personalidad propia a Becerril de Campos, pequeño pueblo palentino de algo menos de un millar de habitantes hoy en día que, como muchos otros núcleos en la Tierra de Campos, conoció tiempos mejores. Y más lustrosos. Pero ofrecen cosas de tal valía que no conviene olvidar que está ahí.

Becerril, vetusta urbe amurallada de raíces vacceas y niñez romana, comenzó a cimentar lo que hoy es en la Edad Media, especialmente con la iniciativa repobladora de Alfonso III de Castilla y el descenso de los asaltos musulmanes. Reconquistas y repoblaciones que fueron alimentando su espíritu, su honor y su carisma. Una pequeña encrucijada geográfica no muy lejos de su actual capital provincial donde se dieron la mano como en pocos sitios la vida religiosa y la comercial. Mediado el siglo XV, sin contar aún con esas siete iglesias mencionadas, en esta villa ejercían 30 sacerdotes, 14 diáconos, 28 subdiácanos y un número indeterminado de otros clérigos. Por la época, tras someterse al señorío de la Casa de los Lara, Becerril logró la consideración de “villa de Behetría”; o lo que es lo mismo, sus vecinos podía elegir libremente a su señor. Aunque la libertad de entonces, claro, no es comparable a la que hemos podido llegar a conocer en el siglo XXI. Vaya otro detalle de importancia geoestragética: durante una de las epidemias de Peste que azotaron Castilla en el siglo XVI, Becerril acogió al Consejo de Hacienda, huido de Valladolid ante la amenaza de la enfermedad.

De esas siete iglesias dos han desaparecido por demoliciones deseadas o por incendios (San Pelayo y San Juan) y otras tres, aunque vivas, presentan un estado ruinoso (San Martín, San Miguel y San Padro). Este panorama nos deja en pie Santa Eugenia, actual parroquia de Becerril, y la antigua Santa María, que abandonó el culto en la década de los años setenta del siglo XX y en las postrimerías del siglo fue transformada en un museo de arte sacro. Santa María, un templo atípico por su fisonomía exterior hija de reformas y añadidos, considerada Bien de Interés Cultural desde 1973, se ha convertido en el edificio custodio de una interesantísima muestra de obras de arte de inspiración religiosa extraídas de todas esas iglesias. Aunque Santa María es la que más aporta. Del interés de lo expuesto, nada como un paseo y una comprobación la autoría de sus pinturales murales o sus esculturas, con Juan de Juni, Alonso Martínez de Carrión, Jan van Dornicke, Alejo de Vahía y Pedro de Berruguete al frente. “Aquí queremos explicar el proceso de génesis y transformación de una obra de arte desde su consideración de objetos al servicio de culto hasta la de objetos de valor estético en sí mismos”, explica uno de los promotores de tan interesante iniciativa, necesaria y referente para articular rutas de turismo interior en los alrededores de Palencia capital. Y un dique ante la posibilidad, muy real décadas atrás, de que desaparezca patrimonio de gran valía, en lo que es todo un robo, e ingrese en los pudientes círculos del coleccionismo más anónimo.

Becerril de Campos. Ubicación geográfica de este pequeño pueblo habitado ligeramente por debajo de las 1.000 personas (datos de 2011). Estamos en la Tierra de Campos palentina, no muy lejos de la capital provincial y en la cuna (o casi) del grandísimo atleta Mariano Haro (quien llegó a ser alcalde) y la nueva y emergente cerveza artesanal palentina Bresañ.

Iglesia de Santa María. Este templo, el más antiguo de todo Becerril, con raíces en el siglo XV y una estética realmente sorprendente dada la existencia de esa balconada de madera, alberga el Museo de Arte Sacro Municipal y por ello recibe la consideración de "iglesia-museo". Vista tomada desde la plazuela conocida como Corro de Santa María.

Santa María. Un viejo acceso cerrado. Este templo fue "despojado" del culto allá por 1971, protegido en 1973, reformado a ratos y abierto como museo en junio de 1996. Los lunes no abre y sus horarios son de 11.30 a 13.30 horas y 17.00 a 20.00 horas de martes a sábado. Los domingos y festivos se abre media hora antes. Se puede obtener más información en el siguiente teléfono: 979 834 088.

Delicado trabajo sobre la madera que forma el interior de esta atípica cúpula exterior de la iglesia de Santa María. Hermoso artesonado mudéjar.

Interior. Bóvedas nervadas con estucos. Al fondo, el retablo de Nuestra Señora de La Antigua, hasta el siglo XVI el retablo mayor del templo.

Fondos esculturales de la colección. Obras de profetas esculpidas por el castellanamente prolífico Alejo de Vahía en madera policromada allá por el siglo XV.

Dinámica Virgen con Niño, obra de Juan de Juni en madera policromada. Obsérvese lo orondo y rollizo del muchacho para ser una talla del siglo XVI.





Durante unos trabajos de restauración apareció en el techo, oculto tras estucos y pinturas, este magnífico de artesonado que nos recuerda el gusto mudéjar en lo referente a techumbres y la técnica "par y nudillo". Un minucioso trabajo que, por su brillantez, fue parcialmente recuperado. Hay quien desde hace unos años clama por una restauración más completa y minuciosa para proteger el espíritu del legado mudéjar.

Santa María. Una vista en escorzo. Por todo lo visto realmente puede concluirse que no estamos ante una iglesia típica. No ha sido fácil su mantenimiento, todo hay que decirlo.

Ovejas. Estamos en viejas tierras de rebaños ovinos, aunque esta cabaña ganadera ande afrontando momentos convulsos de crisis, penurias y descenso muy importante de cabezas en apenas un lustro. La lana castellana movió un reino, alimentó un gran consejo regulador (La Mesta)

Puente de San Juan, que salva las aguas de este ramal del Canal de Castilla que transcurre junto a Becerril de Campos: los 78 kilómetros del llamado Ramal de Campos entre Calahorra de Ribas y Medina de Rioseco. Salvando las aguas tomamos la carretera que conduce a Fuentes de Nava.

Canal de Castilla. Estamos en el llamado ramal de Campos, que quería fomentar el comercio interior al uso de los Países Bajos y Flandes. Por aquí, empero, ya no se navega desde 1959 y esta gran infraestructura hidráulica, que tardó más de 100 años en acabarse por diversas cuestiones, quedó convertido en un simple canal de riego. Y grande. Su existencia, así como la de un par de lagunas cercanas y otro tramo del Canal de Castilla, han auspciado el comercial y periodístico renombre de "Venecia de Campos".

Iglesia de San Pedro. Este templo, o lo que queda de él, es el único vestigio románico del municipio de Becerril de Campos. Existían un proyecto de restauración muy local para recuperar este espacio y transformarlo en un espacio cultural. La idea avanza gracias al llamado 1% Cultural, pero muy muy lentamente. El plazo para la presentación de ofertas para su restauración concluyó en octubre de 2012.

San Pedro. Esta perspectiva le da cierta solemnidad al recinto. Es la única forma de encontrarla ante el estado ruinoso del mismo.

Ruinas en San Pedro. La restauración tiene mucho trabajo por delante, visto lo visto.

Detalle románico en San Pedro, que en su día fue otro tesoro del románico palentino.

San Pedro, desde la calle homónima.

La iglesia de Santa Eugenia, el ayuntamiento y la plaza Mayor se intuyen desde el Corro Redondo.

Vivienda en la plaza conocida como Corro Redondo.

Ayuntamiento de Becerril, antigua escuela y antigua cárcel. Este edificio, obra del arquitecto Rafael Géigel Sabat, fue construído entre 1904 y 1908 (terminado por Jerónimo Arroyo) y albergó una prototipica escuela graduada. Una gran particularidad de este edificio es su capacidad magistral. Efectivamente, en los dinteles de los 30 grupos de ventanas de su fachada encontraremos unos espacios que recogen versos moralizantes, como refranes o dicho de naturaleza educativa.

"El ingrato a un beneficio a Dios no hallará propicio", uno de los lemas de la fachada que se ubicaba en la zona de los varones (el edificio era una escuela integral, pero seguía apostando por separar los sexos).

"En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso".

"No hayarás un avariento que esté tranquilo y contento".

En Becerril de Campos no faltan las casas porticadas, extendida costumbre arquitectónica castellana. En la imagen, la planta superior de la actual Casa de la Cultura, sostenida por hasta 13 columnas.

Columnas y travesaños. Piedra y madera. Detalle.

La actual Casa de la Cultura de Becerril, edificación del siglo XVI que durante muchísimas décadas acogió la casa consistorial. En una de las columnas que la rodean, adornada con un escudo, se encuentra la llamada "Poste de argolla": en la que ataban y exponían a los condenados.

La plaza Obispo Ibáñez o Mayor, núcleo central de la vida local. Obsérvese en su centro la existencia de una vieja fuente del siglo XVI. Los canteranos Juan de Hermosa y Pedro de Cerecedo sustituyeron así en 1596 una anterior.

Plaza del Obispo Ibáñez. Hacia la izquierda quedan los restos de la antigua muralla de este pueblo, porque también gozó de muros hoy reducidos a un testimonial arco de entrada y un par de esbozos de su lienzo.

Soportales...

... y soportando.

Iglesia parroquial de Santa Eugenia, construcción del siglo XVI sobre una edificación anterior. Se dice que el reputado Rodrigo Gil de Hontañón fue el encargado del proyecto en sus primeros momentos. Julio Gómez, su párroco, alimenta un blog en Internet.

1 comentario:

  1. Becerril cuenta con mucha historia ,yo lo conozco desde niña
    Cuando pasaban las barcas a cargar y descargar,La fuente de la puchera que se iba a por el agua con el botijo.

    ResponderEliminar